Vida laboral y vida conyugal

Vida laboral y vida conyugal

En ocasiones, equilibrar la vida entre el trabajo y el cónyuge no es fácil, sobretodo si el trabajo es de carga elevada y nos exige de tiempo gran parte del día.  Es necesario e importante saber conciliar ambos aspectos, ya que de lo contrario nos podemos ver anclados en una situación sin saber por dónde tirar y agobiados continuamente. El cónyuge  puede notar un distanciamiento, una falta de atención lo que lleva a problemas de comunicación notorios y sentimientos de tristeza.

El truco de la conciliación esta en no perder nunca de vista la misión personal y las prioridades.

La pérdida del sentido de la familia conlleva a  la pérdida del sentido del trabajo. Pues, de hecho, en bastantes casos, ni se concibe el trabajo como un servicio para la familia, sino como un fin en sí mismo; ni hay hogar, o son hogares rotos, desatendidos, o carentes del calor de familia.

Para conciliar, primero han de ser las propias familias, los esposos, los que reconquisten el sentido genuino del trabajo como don de sí y servicio al cónyuge y a los hijos.

Cada vez que hay un conflicto entre familia y trabajo y gana este último estamos reforzando un modo de actuar que desequilibra los pesos y nos aparta de nuestro eje, nos aleja de nuestra misión y por lo tanto de nuestra felicidad. La felicidad no está hecha de  máximos, sino de logros razonables.

Te damos algunos consejos:

● Planifica el tiempo: Ten un horario fijado de dedicación al trabajo y otro horario para pasar tiempo con tu cónyuge. Ahora quizás si estas tele trabajando, se hace todavía mas necesario.

.● Separa ambos aspectos: Intenta no pensar en el trabajo cuando estés con tu cónyuge, vive el momento presente, de lo contrario puedes generar conflictos innecesarios.

● Prioriza lo importante , no lo urgente y establece límites, no todo el trabajo es esencial y se tiene que hacer en ese preciso momento.

● Delega responsabilidades. Aprende a confiar en tus compañeros de trabajo cuando te sientas agobiado y no puedes contar, podrás repartir la carga, da un voto de confianza a tus compañeros.

● Pide ayuda si lo crees necesario

● Crea rutinas tanto en el mundo laboral como personal, ya que te ayudan a organizar el tiempo y a asignar prioridades

● Comunícate con tu cónyuge y expresa la situación ,aprende a contar con el, con ella, para que entienda que hay épocas que se tiene más cargo en el trabajo, pero que el amor sigue siendo el mismo.

● Intenta que él o ella no sea la receptora de los conflictos en el ambiente laboral .

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.