Sexo, un motivo para amar

Sexo, un motivo para amar

 

paar bett herz

 

El matrimonio, es mas promesa que pacto de amor, no es me caso porque te queiro, es; me caso por que quiero quererte. El secreto de la desgracia como dice Javier Vidal-Cuadras es considerar el matrimonio como punto de llegada, es partamos hacia el futuro es ahora construyo mi matrimonio, no es hemos llegado, es hoy partimos, por lo tanto hay que hacer y hacerlo bien, sino no funcionara.

El matrimonio es el unico amor sexuado, implica la totalidad del otro y en esa totalidad esta mi capacidad de procrear, mi maternidad o mi paternidad.

El amor conyugal, el amor de pareja, tiene dos rasgos propios sin los cuales no puede llegar a la plenitud. Son solo dos, pero sin ellos no es posible construir el amor.

  •  Amor humano, que es aquel que pone el corazón al servicio de la voluntad  aprende a concitar todas sus tendencias su sensualidad, sus afectos y dirigirlos al amor .
  • Integro, lo amado es la entera persona del otro. Un amor parcial que solo ama lo que le interesa, o solo ama cuando le interesa o con lo que le interesa, no es un amor pleno.

Cuando entendemos esto, configuramos un nosotros, salimos del tu y yo, para dirigimos a un “nos”, ese nosotros implica necesariamente una obra en común.  Esto requiere ayuda mutua para hacernos crecer como personas, porque el otro es un bien en si mismo  y ese  amor, necesariamente se abre, se expande en otro ser, los hijos. El amor es salir de mi para darme al otro, siempre es fecundo.

¿Por qué muchos matrimonios fracasan se rompen?   no viven el amor de forma que pueda crecer y como todos sabemos lo que no crece termina por morir.

Si en el acto conyugal nos cerramos a la vida, estamos rechazando una parte del otro, no hay un amor pleno. Convertimos un acto de entrega en un acto de egoísmo.  ¿Funciona el amor así? Luego nos asustamos de por qué no somos felices en el matrimonio. Es como querer ver a oscuras, no es posible, el amor no funciona como a mi me conviene. El amor de pareja el amor conyugal tiene una forma propia de ser.

Conclusión, ¿ Hay que tener  hijos como conejos?.  Los hijos son un regalo, un don, no un derecho ni un motivo.  No podemos tener motivos para tener un hijo, sino un gran motivo para NO tenerlos. 

Dos actitudes que no son acertadas:

  • La espontaneidad irreflexiva en la procreación, que no indica virtud , ni amor a los hijos.
  • Por otra, una postura racional que sea fruto del utilitario egoísta.

Si hay motivos para distanciar definitivamente o temporalmente los hijos, no romper el nexo fundamental del amor, (amor humano e integro) utilizar el ciclo femenino. De esta manera;

Conseguimos alcanzar a ver al otro en toda su profundidad, en todo su ser, con toda su grandeza, si no terminamos  cosificando a nuestro cónyuge, porque lo vaciamos de contenido, nos quedamos en la materialidad del cuerpo, y el cuerpo no puede dar lo que promete, mi cuerpo soy yo y cierro una parte de mi, no es mi totalidad, por lo que cual nos convertimos en objetos de placer el uno para el otro. Y nos quedamos en lo que me “haces sentir”.  Cuando ya no sienta lo que “esperaba” ¿por qué no buscarlo con otra o con otro?.

Las relaciones conyugales no alcanza su esplendor, si no se les capacita de la donación en plenitud, (que es la totalidad) de ambos. No se puede vivir ese “placer”, esa explosión, “Explosión de Amor” de la que habla  Tomas Melendo, en el acto conyugal abierto a la vida. 

De una manera son placenteras, llenan, satisfacen, colman,  de la otra sacian, hartan, necesitan de ayuda, objetos materiales, ideas, fantasías para superar la materialidad del cuerpo. 

Los objetos los cambiamos, las personas son para siempre.

¿Se entiende por qué no puede funcionar el amor así?

Por el contrario los métodos naturales;

Refuerzan el amor, lo hacen crecer de manera armónica, lo maduran.  Hace matrimonios compactos, sólidos, macizos.  Ayudan a descubrir; la responsabilidad compartida, el auto-control y velar por el bien del otro, el respeto mutuo, se descubre la ternura y la afectividad que encierra la belleza de la sexualidad, desarrolla la comunicación,  a expresar el amor de diferente manera, aumento la fidelidad  y de la estabilidad conyugal, y se aprende a darle todo su valor a la VIDA.

Te animo a que conozcas el MOB, (método de ovulación Billings). Es fácil , seguro y de gran eficacia, (98,5% de efectividad avalado por la OMS ). Se puede vivir en cualquier etapa de la mujer y lo mejor de todo no mata el AMOR.

www.woombesp.es

 

 

 

 

 

 

 

Tags:
, ,
No Comments

Post A Comment