Segundas opurtunidades

Segundas opurtunidades

“Segundas oportunidades”

 

Todos necesitamos una segunda oportunidad y por lo tanto  queremos que nos la brinden, o que levante la mano quien no se  haya visto nunca necesitado de ella. Pero claro cuando pedimos una segunda oportunidad es porque hemos visto y considerado los fallos y  nos vemos capaces de restituirlos,  no para volver a andar  con los mismos hierbajos y rastrojos en el camino, no, eso nadie lo quiere.

El amor nos hace  salir del yo,para darme al tu. Ese tu es el que hace que  salga lo mejor de mi. El noviazgo comprueba la calidad del amor, lo prueba, si es AMOR nos hace crecer. 

images-1

Ese crecimiento se va dando de manera gradual, donde influye por supuesto la mochila que va  aportar cada uno; su educación, formación , vivencias, ambiente de familia, metas, ideales, en una palabra los valores adquiridos en la propia persona.  Si ademas de adquiridos los hemos vivido anteriormente, cuando se nos presenta el amor el crecimiento se da de manera armónica es in crescendo.  Es difícil que el noviazgo sufra un  parón, lo normal es que se vaya desarrollando con normalidad.

Si por el contrario tenemos los valores adquiridos pero no vividos, el amor es el que funciona como motor de arranque, es decir, él es el que nos hace querer empezar a vivirlos,  es cierto que el motor hay que ponerlo en marcha, empieza de cero,  es por lo que puede comenzar de manera mas lenta y en algún momento pararse por no saber, pero con valores adquiridos y la fuerza del amor, sale adelante de manera armoniosa y ganadora.

En cambio cuando los valores de ambos no están en equilibrio, es un noviazgo que no consigue despegar, no coge vuelo, porque no nos completa.  Y una y otra vez se detiene en el camino.  Es cierto que siempre es tiempo de querer vivir dichos valores, pero cada vez más difícil adquirirlos. Y lo que no tenemos  adquirido no puede ser vivido.

images-3

 

Las cosas fundamentales tiene que estar a la par, sino, no es posible complementarse y por mucho que nos entendamos en algunas cosas, no me completa, no me hace salir de mi yo, por lo tanto no es ese mi tu.  No puede haber un crecimiento  que es el que os llevará de manera natural a querer sellar  ese querer querernos para siempre, al compromiso que es propiedad indispensable del amor. Querer quererte, implica construir cada día ese amor, no es una entrega costosa, no lo es.  El amor tiene la capacidad de hacer fácil lo dificil, de hacer de la entrega una inmensa satisfacción que llena, alimenta y construye. Bien distinto al me “caso porque te quiero”, no se entendería nunca el amor como un compromiso sino como convenio… “cuando no me des lo que esperaba abandono la promesa”. Ahí no hay un tu, solo un yo. Piensa si eso es amor.

images

Hay que colocarse frente a frente, persona a persona, quitar lo adyacente para mirar y valorar lo  fundamental. Esta es la manera de alcanzar  y poder ver la profundidad y totalidad del otro. No hay que forzar ese otro. El amor llega, claro que llega y se desarrolla  de manera natural si se vive conforme al amor humano. 

No te conformes con un ” yo le amo” aspira a un “quiero amar y ser amado”

 

No Comments

Post A Comment