El matrimonio tiene sus etapas

El matrimonio tiene sus etapas

Hay diferentes etapas en el ciclo de vida con tu cónyuge y es necesario contemplarlas. Estos cambios no tienen que significar algo mejor ni peor, simplemente diferente, y es importante saber descubrirnos en cada una de ellas , y compartirlas con la persona que amamos. 

– La primera etapa en la que llega esa persona especial es el enamoramiento. Un momento mágico, intenso, y lleno de vida. Quizás sea la etapa más “fácil y alegre”.

Poco a poco, aparece la confianza entre ambos, la ilusión por pasar más tiempo juntos y las ganas de crear una historia compartida. El noviazgo es el momento de conocer ; los miedos, debilidades, convicciones, virtudes y gustos del otro, defectos y limitaciones , el noviazgo es tiempo de conocimiento, no de entrega. Ese tiempo donde de forma natural en ese conocimiento lleguemos a la elección del para siempre contigo . “No te necesito para vivir pero quiero que seas parte fundamental de mi proyecto, quiero contigo”

-Llega el compromiso , el matrimonio, compromiso de querer quererte, sin fecha de caducidad y con exclusividad , así es el amor humano, conforme a lo que somos , Único y para siempre. Momento donde comienza la construcción  de ese amor, ir haciendo ese uno. Ese uno que busca la estabilidad y seguridad en la persona amada , que me quiere y quiero por lo que es y no por lo que da. Desde ahí vamos construyendo juntos una vida, y en el diálogo elaboramos, dependiendo de las situaciones, acuerdos para llevar esa vida en común, donde predomine el bien de los esposos y llegue ese nosotros hecho realidad que son los hijos . 

– El nacimiento de los hijos, se descubre un mundo nuevo. Los padres aprenden a educar, a compartir roles, a aceptar diferencias y responsabilidades, a resolver conflictos, y a encontrar espacios de intimidad propios, priorizando tiempo juntos, cada día . 

– La adolescencia de los hijos, etapa de cambios, y dificultades en la comunicación con ellos. Los padres se vuelcan en manejar las situaciones lo mejor posible, y encaminar a sus hijos. En ocasiones se puede llegar a descuidar al cónyuge por dedicarse al completo a resolver los problemas de los hijos. En estos momentos es necesario, apoyarse, dedicarse un tiempo y entender que son compañeros de vida. Abordar los problemas siempre juntos . 

– Nido vacío, los hijos se van de casa, y se convierte en un momento clave para la pareja. Es la etapa del “reencuentro” con tu cónyuge, redescubrirse, y recuperar la intimidad.

Las relaciones pasan por cambios constantes, van evolucionando y transformándose, compartiendo diferentes proyectos y adaptándose. Es necesario encontrar equilibrios a lo largo de estas etapas para crecer en nuestro amor . Para ello es imprescindible la comunicación, recordar que comunicar es sinónimo de unión, parte de interior, comunicar es saber llegar al corazón del otro.  

Saber que pasaremos  por etapas de crisis y ante ellas, de las que hablaremos en el próximo post

Cualquier crisis es una oportunidad para crecer , una invitación para llevar a cabo un crecimiento determinado sobre uno mismo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.