¿Como saber que ha llegado?

¿Como saber que ha llegado?


¿Como saber que ha llegado? Esta pregunta no es fácil de contestar, cada persona es un mundo y no es posible plasmar una solución para todos los corazones por igual. Lo que sí que es  posible plasmar son las características propias del amor.

images

Lo primero que hay que saber  es que el amor tiene su propio trayecto.  El  itinerario del amor;  comienza en el puerto de  la atracción ,  es aquello que de alguna manera nos engancha,  nos  paraliza,  se nos para la mirada,  hace que nos detengamos delante de ese tu, un tu  que de repente sobresale como en otra dimensión al resto de los “tues”. De momento algo nos ha hecho detenernos , que puede ser  su belleza, algún detalle de atención, de personalidad,  alguna palabra,  una mirada o sonrisa, algo que inesperadamente hace que miremos a ese tu de manera diferente. Cuando sucede esto, normalmente es algo que vemos en el otro que anhelamos, que nos importa.
No tiene que ser en el momento que lo conocimos. Muchas veces he oído; “pero si lo conocía de toda la vida y nunca me fije en el/ella…”  Seguramente no estaba equilibrada la balanza hasta ese momento de la madurez emocional.  Es verdad que cuando surge de esta forma, el camino es más rápido, pues ya  hemos recorrido parte  al haber compartido y vivido experiencias como amigos.

Comienza la travesía, el siguiente puerto es el de los sentimientos, tenemos la necesidad de saber de su vida, de oír su voz, de examinar su físico, no para puntuarlo, no, sino para comprobar si mi corazón vibra,  si es si, continúa un viaje, de un tiempo no muy determinado, pero si de aconsejable duración. Ya hablaremos de esto.

images

Quiero subrayar que lo que me parece importante para comenzar una historia de amor, es el puerto de salida; La atracción, esta atracción debe ser real, sentida oída en nuestro yo, en nuestra personalidad, en nuestro interior, porque para poder construir, es necesario poner las bases y fundamentos de que quiero construir. Si quiero algo sólido, no me quedo en lo superfluo, si busco algo compacto, duradero, lo trabajo con el ingenio y la inteligencia.  Me encuentro con cierta facilidad jóvenes, que quieren ese Amor y se quedan en el primer golpe de vista de unos calcetines o unos zapatos, o   ellos, en el físico perfecto. O ante una negación o dificultad para enamorar, ” no será para mi” ¡Cuidado! Porque nos quedamos en la superficie, queriendo conquistar la profundidad. O queremos la facilidad y la inmediatez,  cuando sabemos que lo que cuesta, es siempre lo que merece la pena ¡Paradojas de la vida!  Aquí conviene preguntarse, ¿Busco conquistar o conquistar mi yo? 

El amor llegara, y lo reconoceremos cuando profundicemos de manera inteligente , (cabeza y corazón) y consigamos marcarnos un rumbo de vida con carta de navegación incluida, (prioridades en mi vida) porque de esa manera ante cualquier viento o tempestad no nos perderemos y podremos ver con claridad si  ese es el tu que completa mi yo. 

No Comments

Post A Comment