El mundo del » tanto tienes tanto vales». (Introducción)

El mundo del » tanto tienes tanto vales». (Introducción)

 

image

 

El ambiente materialista, hedonista que impregna toda nuestra sociedad, se nos termina colando en nuestras vivencias y actitudes, no estamos ajenos a el y es muy importante tenerlo en cuenta porque tiene consecuencias dolorosas y difíciles de remediar.

En la educación por ejemplo ¿que está pasando?, los padres están más en los frutos de los hijos; sus notas , sus actitudes, que en el hijo mismo; ¿por qué no aprueba, que le pasa?,  algo le sucede.

En el matrimonio, con el cónyuge, cuando no me das aquello que espero o que necesito, siento o que me merezco, ya no quiero estar o ser esposa o esposo, entonces ya no me interesas.

Las personas no podemos funcionar a modo supermercado, como las cosas, cojo lo que me interesa, o gusta, o necesito y dejó lo que no me gusta o no me apetece, o incluso comparo y si encuentro algo mejor, me lo llevo. Comparo a los hijos; «que si este tiene más bondad  o es más listo o se porta mejor» comparo  a las mujeres; » esta es más atenta , cariñosa, guapa y a demás lleva la familia de escándalo es una crack , todo lo lleva para adelante y siempre está de buen humor», o ellos; «esta super  pendiente de su mujer, como la mima, es cariñoso y detallista, educa; se implica en la familia y es simpático y divertido».

¿Qué nos está pasando?

Es fácil oír, «este hijo mío es que no puedo con él, no lo soporto, si fuera más responsable, menos conteston y más tranquilo… Es que de verdad es difícil quererlo» . «A mi marido me cuesta soportarlo, va a su rollo, no me mira , ni me aporta, ni me hace sentir, ya ni me pone…»  O a la inversa.

 

image

 

La vida hedonista, consumista, esa cultura de lo provisional, de usar y tirar, o probar, esa cultura del tanto tienes tanto vales,  ha calado hondo en nuestra vida y sin darnos cuenta estamos más en lo que me aportas en lo que me das, en lo que me llenas, que en TI, porque eres único, no hay otro como tú, por lo que vales; una vida, por ser quien eres;  mi marido, simplemente por eso te quiero, y eres parte fundamental de mi vida, o mi hijo, o mi madre o padre y no porque  seas guapo o listo o alto o simpático o efectivo o útil y resolutivo, simplemente porque eres tú . Es un cambio radical de visón de actitud profunda.

La vida materialista nos hace perder de vista con grandísima facilidad el valor de la persona, no nos deja ver el SER, solo vemos el tener. Una pregunta de lógica humana: ¿ crees que es posible crear un proyecto de vida en común; un matrimonio, una familia, una relación de amistad, sin el SER?

image

Se que te has contestado. Es  un auto engaño no podemos tener, crear, por lo tanto disfrutar, ninguna relación en ninguna de sus versiones, novios, conyugal, paterno filial , amistad, porque no hay otro SER, solo hay un YO  y un tener, sentir, vivir, un apetecer, un me gusta, un me viene bien, un me interesa, un…

Iremeos viendo que  las actitudes con este origen causan grandes consecuencias,  problemas y sufrimientos en el matrimonio y la educación de los hijos, por lo tanto en la familia.

Somos alguien no algo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte?